Descripción SRC

En 2004 la Comunidad Europea introdujo el estándar de emisiones para vehículos EURO 4 y en 2009 aumentaron los requerimientos a EURO 5. Estos estándares se diseñaron para reducir la contaminación y las emisiones atmosféricas de los vehículos.

Para cumplir con estos estándares los fabricantes fueron forzados a adoptar una o ambas de las soluciones tecnológicas siguientes para reducir la emisión de NOx de los vehículos:

a) EGR – Sistema de recirculación de gases de escape.
b) SCR – Catalizador de reducción selectiva.

Sistema EGR
Este sistema funciona normalmente reduciendo la temperatura de combustión que a su vez reduce la emisión de NOx.

De todas maneras para que este sistema funcione de forma efectiva el vehículo debe utilizar combustible de buena calidad bajo en azufre pero, en muchos mercados el combustible bajo en azufre no está disponible. Usar este combustible de baja calidad causa problemas y puede provocar fallos mecánicos prematuros en el motor y sus componentes.
Los fabricantes pueden ser reacios a cubrir estos fallos con su garantía porque el vehículo no fué diseñado para estos combustibles de baja calidad y altos contenidos de azufre. Como consecuencia, de manera habitual culpan al conductor por usar combustible con especificaciones incorrectas para reducir los costes de la garantía.

Sistema SCR
Una alternativa común al sistema EGR es el sistema SCR.
Este sistema funciona inyectando un aditivo en el tramo de escape para reducir las emisiones.
Este aditivo es comúnmente conocido por Adblue. En Europa está disponible en la mayoría de estaciones de servicio ya sea en contenedores o surtidores especiales. Además del depósito de combustible, los vehículos equipados con esta tecnología, disponen de un depósito adicional de Adblue. El tamaño de este depósito es generalmente proporcional al tamaño del depósito de combustible ya que el consumo de aditivo está entre un 4% y un 8% del consumo de combustible.

La cantidad de Adblue inyectada cambia constantemente y está controlada por la electrónica del vehículo. El cálculo de la cantidad de Adblue necesaria está basado en parámetros diversos, que incluyen: velocidad, carga y temperatura del motor, temperatura de los gases de escape y temperatura del catalizador.

La inyección adicional de Adblue incrementa los costes de operación del vehículo, provocando descontento en el conductor y/o propietario del mismo. El uso obligatorio de Adblue supone en ocasiones un problema para el operador, ya sea porque en su zona de trabajo no dispone de surtidores o bien porque el sistema falla. Si el vehículo detecta que no hay Adblue suficiente o bien detecta que el sistema falla, entra en un modo de protección especial de rendimiento reducido. Este modo de protección permanecerá entre tanto no se repare el sistema o se rellene el depósito de Adblue.

Hemos desarollado nuestro sistema de emulación de SCR para permitir funcionar a estos vehículos con toda la potencia disponible sin la inyección adicional de aditivo Adblue.
El uso de nuestro emulador reduce los costes de operación, reduce el consumo de combustible y elimina los costes de reparación asociados con el sistema de Adblue.

Nuestro emulador de SCR recibe distintos mensajes y tramas de datos del bus CAN de alta velocidad del vehículo, después realiza complejos cálculos basados en modelos matemáticos y reenvía los mensajes y tramas de datos resultantes al vehículo. De esta forma al vehículo cree que el sistema está funcionando correctamete cuando de hecho no funciona y está completamente desactivado.

El emulador de SCR puede utilizarse para asegurarse de que el vehículo funcionará con toda su potencia y sin errores sin consumir Adblue o cuando el sistema SCR original esté dañado.